Soluciones al punto gracias al plexiglass.

Aunque es un término que no se utiliza mucho, el plexiglass es el otro nombre con el que se le conoce a todos los productos que han sido fabricados en acrílico, uno de los materiales con mayores beneficios estructurales y funcionales que se pueda encontrar hoy en día, para la creación e diferentes piezas o elementos tanto para el hogar como para el sector empresarial.

Con el transcurso de los años se convirtió en una de las soluciones más eficaces para satisfacer algunas necesidades que tenía el mercado y que con productos hechos con cristal, vidrío p plástico común, no era posible de lograrse. Por lo tanto cuando se incorporó este derivado al mercado nacional la respuesta fue tan positiva que empresas como la nuestra, llevan ya una década al servicio de los colombianos.

Los proyectos más fuertes y por los que se dio a conocer el plexiglass fueron los domos, grandes estructuras que tiene como función principal proteger de las inclemencias los espacios interiores pero sin restarles una entrada de luz natural que les permita contar con una iluminación permanente. Los domos se hicieron muy reconocidos en la década de los 90’s en donde la evolución y el progreso de la construcción, permitió reemplazar esas peligrosas claraboyas por una entrada de luz que significara menos riesgos para las familias en su hogar o para las empresas.

Todos recuerdan bien que en aquellas épocas la única forma de conseguir que un espacio interior tuviera una entrada de luz natural era a través de estos cristales, ya que estructuralmente no contaba con ventanas o fuentes de iluminación cercanas. Estas casi siempre estaban colocadas en los techos de las viviendas que eran de una sola planta y en el caso de las que tenía dos o más pisos, se colocaban en el techo que daba hacia las escaleras de acceso o sobre las terrazas para iluminar una instancia del último piso.

De esta forma cuando se encontró que esta resina sintética podía reemplazar al cristal y ser mucho más resisten y segura, no se dudó un solo momento en comenzar a cambiar las claraboyas por domos o techos acrílicos. Una de las grandes mejoras que permitió conseguir el plexiglass, como testimonio de quienes lo utilizan actualmente, es que a diferencia del vidrio, esta puede retener con mayor eficiencia el calor producido por los fuertes ayos del sol, por lo cual no es solo una fuente inagotable de luz sino que también le permite mantener sus estancias más cálidas.

Luego de que se introdujeron los domos al mercado nacional, se comenzó a ver la necesidad de incluir más productos que eran necesarios en los hogares y que tenían una gran demanda. El problema de la mayoría de amas de casa y en general de las personas que tiene un hogar, es que la mayoría de elementos decorativos o accesorios de mesa y cocina que tenían también eran fabricados en cristalería, lo cual se veía muy bien al momento de decorar la mesa, pero que en una mala pasada pueden caer al suelo y romperse con facilidad.

¿Recuerda usted esos famosos bodegones que por ahí se encuentran todavía en una que otra sala de estar? Estas pinturas retrataron uno de los objetos más indispensables en una mesa de comedor: las bandejas, y que luego de reemplazar el canasto o el mimbre por el moderno y lujoso cristal, tuvo que ser cambiado de nuevo por bandejas fabricadas en esta resina pues, en algunas ocasiones el cristal resbala con gran facilidad de las manos de quien la llevaba a la mesa y por ende, terminaba todo el espacio lleno de vidrios que había que limpiar con el mayor cuidado posible.

A estos elementos se le unieron las fruteras, dándole a cada cosa su lugar y permitiendo que las bandejas pudieran tener otros usos, más serviciales, por lo que estos pasaron a ser el centro de la mesa o el comedor, siendo uno de los más empleados hoy en día para la decoración de esta área de la casa. Igualmente llegaron los servilleteros, una opción cómoda para tener a la mano un elemento para limpiarse después de comer o para eliminar alguna mancha de la mesa producida al momento de comer o servir los alimentos.

Pero el sector empresarial no se quedó atrás en la implementación del plexiglass en sus instalaciones, pues esta resina reemplazó no solo al cristal sino también a los metales, con los que antiguamente eran fabricados los botiquines de primeros auxilios y los que ahora son mejor recibidos en este derivado pues además de ser más seguros en cuanto a golpes y choques, son mucho más livianos, lo que los hace más transportables ante cualquier emergencia o necesidad.

Los buzones fueron otros elementos que se vieron modernizados gracias a la intervención de esta resina pues, también dejaron de fabricarse en el pesado metal, para pasar a esta liviana resina  y ser mucho más funcionales tanto para las personas como para la empresa misma. Estas figuras son muy importantes en las compañías y en cualquier establecimiento que preste servicio al público, pues es la primero fuente de contacto que tienen con sus opiniones y sugerencias para mejoramiento continuo.

Aunque nos quedan muchos elementos por mencionar que cambiaron su material de fabricación original, sabemos que con esta información es más que suficiente para que comience a considerar al plexiglass como su mejor aliado la próxima vez que decida comprar algún elemento para su hogar o un nuevo proyecto para su empresa. Recuerde que en nuestra página web puede encontrar un amplio catálogo de productos que pueden ser de su interés.

PUBLICACIONES RECIENTES

Escribe un comentario