Plásticos y Acrílicos: ¿Cuánta contaminación producen?

Nuestra sociedad actual está muy encaminada en resolver los diferentes daños ambientales que con el paso de los años se han venido presentando en nuestro planeta y que ha causado tantos cambios climáticos y algunos desastres naturales. Esta preocupación constante por hacer que nuestro mundo sea uno mejor y más habitable, ha hecho que empresas del sector de plástico y acrílicos se replanteen sus metodologías de trabajo, con el objetivo de ofrecer productos menos contaminantes y con muchos más beneficios para los usuarios finales.

Como todos sabemos, la mayoría de productos que tenemos en casa son plásticos o derivados del mismo, por lo que su uso es bastante frecuente en nuestra vida diaria. Sin embargo, se suman cada vez más personas al intento de mejorar los hábitos de consumo de este material, invitando a las grandes empresas y cadenas de supermercados a reemplazar, por ejemplo, sus bolsas pláticas por aquellas fabricadas en cartón o papel, pues estas pueden cumplir exactamente la misma función de las otras sin mayor problema.

Esto ha venido sucediendo desde que las organizaciones no gubernamentales como Green Peace y otros activistas ambientales comenzarán a hablar sobre las verdades que son incomodas para todos pero que son necesarias de exponer para que todos podamos tomar conciencia de lo contaminantes que pueden ser algunos materiales. La guerra con el plástico empezó cuando algunos defensores de animales encontraron una gran cantidad de desechos de este material en el mar y que muchos de ellos habían sido los causantes de la muerte de varias especies que tienen este gran acuario como su hábitat natural.

Al percatarse de esta situación, los defensores exigieron a las compañías productoras de plástico y de sus derivados, como los acrílicos, fabricar un producto que no tuviera el mismo nivel de contaminación y agresión con las especies marinas, pues si bien es claro que quienes cometen el error  son las personas que sin pensar en las consecuencias arrojan sus desechos al mar ocasionado que se pierdan vidas de especies nativas, re educar a la población es más difícil que hacer un cambio en el diseño original de sus productos. Tanto fue el impacto de la campaña de estos activistas y defensores de los derechos animales, que muchas compañías comenzaron a diseñar sus productos con una cualidad especial y es la de desintegrarse en el agua salada una vez entre en contacto con el mar.

Al crear un producto con estas características se le ha puesto fin a uno de las problemáticas más impactantes en el mundo y es el tiempo que tardan en descomponerse el plástico en general. Para el medio ambiente es muy difícil digerir un producto como este, pues son alrededor de mil años lo que puede tomar en desaparecer por completo el plástico de la faz de la tierra. Esto significa que aquella botella que dejó en el suelo del parque porque no encontró una basura cercana se quedara allí por este periodo de tiempo, es decir, que paran generaciones de generaciones y aún seguirá allí. Además cuando comienza a descomponerse, el plástico se va fragmentando en pequeñas partes que atraen más sustancias tóxicas

Estas iniciativas le han dado la vuelta al mundo y ha inspirado a otras compañías para que siguiendo este ejemplo, puedan ofrecer productos de excelente calidad pero que a su vez, tengan un “Green tag” o sello verde, que contribuya a mejorar nuestro medio ambiente y no a empeorarlo. Mediante este impulso, se ha logrado disminuir la cantidad de contaminación y polución que producía el plástico y su industria en sí, por lo que los niveles de toxicidad han decrecido en un 25%, lo que ha permitido alargar el tiempo de vida de muchas especias, tanto marinas como terrestres, en un 40%.

Una de las soluciones que podemos implementar para que esto se mantenga y siga mejorando, es optimizar la gestión de reciclaje a nivel industrial, comercial y personal. Nuestra compañía Diacrílicos, lleva más de una década trabajando con acrílicos reciclados para crear los productos en láminas acrílicas 100% originales, que usted puede encontrar en nuestro portafolio de servicios consultando nuestro sitio web. Esto nos ha permitido reducir considerablemente los niveles de contaminación en nuestra ciudad y como empresa nos ha permitido mejorar la calidad del aire que respiramos evitando enfermedades de tipo respiratorio en nuestros empleados.

Por medio de este reciclaje, hemos logrado también optimizar la producción pues al tener material constante para trabajar, podemos cumplir con la demanda diaria de productos que nos exige el mercado, teniendo una solución para todos nuestros clientes de la mejor calidad. El que estos materiales sean reciclados, no significa que su durabilidad o resistencia sea inferior a la lámina original. Una de las mayores ventajas de este derivado del plástico es que sin importar su origen, desde que sea 100% acrílico, conserva sus cualidades naturales, por lo que continua siendo un excelente aislante térmico, deja entrar la luz natural, es 17 veces más resistente que el cristal y no es contaminante.

Nuestra empresa siempre le apuesta a lo mejor, pero no sólo aquello que nos beneficie como compañía o a nuestros clientes, sino también en lo que pueda contribuir a dejar un mejor mundo para las generaciones futuras. Nuestros métodos de producción de acrílicos son completamente limpios y no generan ninguna sustancia o gas tóxico que pueda comprometer la salud de nuestros consumidores. Las piezas que fabricamos son de una gran calidad estructural y con diseños maravillosos. Para mayor información, comuníquese con nosotros a nuestras líneas de atención.

PUBLICACIONES RECIENTES

Escribe un comentario