Exhibidores llenos de color

La posibilidad de personalizar cada una de las piezas que llevamos a los eventos o que hacen parte de nuestro staff en un centro comercial o local, hacen que podamos destacarnos de nuestros competidores y así marcar la diferencia, quedando en la mente de cada uno de los clientes para nuevas oportunidades de compra. La razón principal es que estamos en una época en la que todo continúa entrando por los ojos y es necesario exaltar lo mejor de nuestros productos con una estantería que permita mostrarlo con sus mejores atributos.

Los exhibidores como lo hemos mencionado anteriormente, cumplen un papel fundamental para la consecución de nuevos clientes, proveedores, patrocinadores, entre otros, pues una vez que logramos causar una buena impresión es posible abrir nuevas puertas y oportunidades hacia el progreso, consiguiendo el apoyo que necesitamos para nuestro negocio. Es por ello que al personalizarlos podemos hacer que se destaquen el resto, creando identidad y una recordación de marca en la mente de los consumidores.

Pero es importante saber qué es lo que vamos a hacer o cómo queremos que luzca nuestra estantería, pues ir a ciegas sin conocer el propósito de lo que buscamos, puede hacernos tomar decisiones equivocadas, saliendo por completo de lo que necesitamos conseguir. Esto es algo que pasa muy a menudo por ejemplo con las campañas publicitarias, pues no han sabido enfocar sus conocimientos o intención por buscar la “originalidad” algo que lleva a lo contrario, a confundir al cliente.

Esto pase hace ya algunos años con un comercial de una marca muy famosa y conocida por todos, es más, estamos seguros de que usted ya ha visto el video. Un niño llega a su casa después del colegio y le dice a su mamá que el día de mañana debe llevar un disfraz de castor a la escuela. La madre, amorosa y abnegada, pasa toda la noche haciéndole un bonito traje de este pequeño animal para que al día siguiente pueda cumplir con su tarea. El niño, despierta en la mañana y se pone muy contento su disfraz, luego se va cantando una canción muy particular: “vamos castores, vamos, vamos a belén”.

¿Lo recuerda? Claro que sí y ¿sabe cuál era la marca detrás de este comercial? Piénselo por unos minutos. Si la respuesta fue un banco reconocido por sus animados y cómicos comerciales en donde parece que todos están en el lugar menos indicado, déjenos decirle que usted tampoco está en el lugar indicado. En realidad el comercial correspondía a una marca de galletas muy reconocida a nivel nacional que en esta ocasión le aposto a un concepto “diferente” a lo que normalmente hacían, pero que no les dio el resultado que esperaban por lo que terminó confundiendo a todos los clientes.

Esta es la razón por la cual al definir nuestro concepto creativo para el diseño de exhibidores es tan importante, pues queremos que todos se lleven el recuerdo de nuestra marca, de nuestra compañía y por supuesto, de nuestros productos. Así que con esto en mente es necesario que empecemos a pensar en el cómo incluiremos un factor diferencial en nuestros estantes y la respuesta es: el color. Así es, los colores son uno de los incentivos más importantes dentro de la publicidad para generar y despertar emociones en los consumidores con el fin de crear recordación de marca y autenticidad.

Por este motivo lo primero que debe incluir son las tonalidades que caracterizan su logotipo o marca, para crear esa recordación que estamos buscando. Ahora si la exhibición es muy grande, podemos incluir otros colores para que no quede una escena muy plana o aburrida, que parezca sin un poco de creatividad. Así que buscar tonalidades que puedan complementar los que tiene su marca, que sean armoniosos y que le den ese toque de originalidad que estamos buscando para nuestros exhibidores.

Esto no solo será algo bueno para su compañía, sino que también es algo que puede ser beneficioso para los clientes y para quienes están apoyándolo en la presentación de sus productos. En el caso de sus colaboradores, los colores les permiten organizar los productos de una forma más detallada y estructurada creando una armonía visual para presentarle a sus clientes.  Ahora estos segundos podrán encontrar más rápidamente lo que están buscando pues los colores les indican el tipo de producto que se encuentra en ese espacio.

A esto se le conoce como convenciones de color y todos las hemos utilizado en algún momento, sobre todo en los ambientes educativos, como en colegio cuando para la clase de geografía teníamos que dibujar un mapa con las cordilleras, montañas, ríos y departamentos, y cada uno de ellos tenía un color que los identificaba. Así mismo ocurría cuando estábamos en la universidad, cuando utilizábamos pequeños papeles de colores que pegábamos en las hojas de nuestro cuaderno con notas importantes. Aplicado a otra situación, es común usar convenciones de color cuando estamos cambiando de casa y tenemos que empacar nuestras cosas en cajas; para encontrarlas rápidamente usamos estos colores para identificar qué está en cada una de ellas.

Ya sabe que las tonalidades son un gran aliado, así que no tema personalizar sus exhibidores para crear una diferencia entre sus competidores y lograr una recordación de su marca con los clientes potenciales que pueda conseguir. Recuerde que Diacrílicos es una compañía que puede brindarle diferentes opciones de diseño para sus estantes, dándole la posibilidad de hacerlos a su gusto y necesidad, así que póngase en contacto cuando lo necesite y pida una cotización de tus proyectos.

PUBLICACIONES RECIENTES

Escribe un comentario