¿Conoce como empezó la industria de acrílicos y plásticos?

Aunque puede ser un material que usemos muy a menudo para nuestras actividades diarias, pocas personas conocen cómo surgió el plástico y en este caso sus derivados, como los acrílicos, que hoy en día son nuestra fuente para hacer la fabricación de nuestros productos.

La producción de plásticos es en la actualidad uno de los negocios más rentables y con sus continuos avances han hecho que las personas continúen usándolo a pesar de la contaminación que producen, lo cual se ha venido cambiando para hacer productos que sean más biodegradables o amigables con el medios ambiente. El plástico es una materia prima que se usa para casi todas las cosas que tenemos hoy en día, ya sea en nuestra oficina o en nuestro hogar y por ello muchos de sus derivados como el acrílico, también cuentan con presencia alta en estos espacios.

Ejemplo de ello es que la mayoría de utensilios para cocina y alimentos están fabricados en plástico como bandejas, vasos, cubiertos, contenedores, loncheras, un porta comidas, etc. Para otra áreas podemos encontrar porta vasos, servilleteros, porta retratos, relojes, dulceras, entre muchos más, que antes tal vez no había notado que tenía. Si cambiamos de escenario, en las oficinas es más común encontrar buzones, exhibidores, cubre alfombras, casilleros, botiquines y diversos elementos que son necesarios para el ambiente laboral.

Como ve las aplicaciones que tiene el plástico y por ende, los materiales acrílicos son muy diversas y necesarias en nuestra sociedad. Pero ¿Cómo fue que empezó todo el tema de la revolución del plástico? ¿Este material tiene una historia que contar? Pues claramente sí y en esta oportunidad, querido lector, queremos contarle un poco acera de cómo comenzó esta industria, que hoy en día genera uno de los capitales de inversión más altos en el mundo. Para ser exactos, el primer plástico conocido por la humanidad de crea gracias a un concurso celebrado en el año de 1860 en el país de los Estados Unidos.

El objetivo de este certamen era encontrar un aventurero y audaz creador que pudiera encontrar la forma de reemplazar el marfil, pues ya las reservas que se tenía comenzaban a agotarse y la idea era utilizarlo como material de fabricación de las bolas con las que se juega al billar (cabe resaltar que este país fue uno de los que más interés presentó en este tipo de actividad, por lo que para ellos era más que necesario encontrar una fuente que permitiera seguir con su práctica). Quien fue el ganador de este premio se llamaba Jhon Hyatt, que logró la creación del plástico, que en primera medida se conoció como celuloide.

La forma en la que explicó consiguió fabricarlo, fue mediante la disolución de celulosa con un hidrato de carbono que es de origen natural pues se obtuvo de las plantas, mezclada en una solución de etanol y alcanfor. Con este descubrimiento prácticamente la sociedad encontró una nueva forma de ver y hacer las cosas, pues se implementaron los mangos para cubiertos, armazones de lentes (gafas) y uno de los más importantes para muchos hoy en día: La película cinematográfica. Prácticamente se podría decir que sin este material la industria del cine no podría ser lo que es hoy en día.

Con este celuloide comenzó a trabajar Leo Baekeland hacia el año de 1907 quien inventó la siguiente versión llamada baquelita, considerada como primer plástico en tener propiedades termo fijas y termo estables, es decir, que pueden ser moldeados en temperaturas altas pero que al conseguir el resultado final y una vez este duro, el objeto no se ablandará con el calor para ser moldeado de nuevo, algo que no tenía la celuloide primaria, pues esta podía ser ablandada la cantidad de veces que se le aplicará calor, razón por la que se le denominó termoplástico.

Otro de los avances que presentó la baquelita fue el ser un aislante de electricidad y tener resistencia,  al agua, al calor moderado y a los ácidos. Estas características permanecen hoy en día en los productos acrílicos, pues una vez que obtenemos el resultado final conseguimos piezas de gran resistencia y durabilidad a las altas temperaturas.

Esta innovación causó gran impacto en las empresas químicas y más industrias que comenzaron a buscar la forma de encontrar más moléculas que pudieran enlazarse de forma sencilla para de esta manera originar polímeros. Para la década de los años 30, un grupo de científicos descubrió que al utilizar gas etileno, se conseguía un efecto de polimerización bajo calor y presión, dando como resultado un termoplástico al que llamaron polietileno, para 50 años después conseguir el polipropileno.

Si queremos indagar en la aparición de la industria plástica, debemos mencionar que al 2016 lleva más de 100 años, 106 si queremos ser exactos. En los primeros cincuenta años se dedicaron todos los esfuerzos a investigar e implementar aquello que habían descubierto. Seguido, vinieron veinte años en donde se concentró toda la atención en difundir información sobre este y cómo podíamos aprovecharlo y como consecuencia, llevamos más de 20 años buscando la forma más adecuada de optimizar estos recursos para un uso más apropiado y eco amigable.

Como puede ver, la historia del surgimiento del plástico es tan interesante como sus aplicaciones mismas y más, si tenemos en cuenta la diversidad de derivados que pueden obtenerse de él, como en nuestro caso, materiales acrílicos que nos permiten fabricar los productos que vendemos en la actualidad. No está de más que si lo desea, profundice en este tema, pues claramente la historia tiene muchas cosas más para decir que las que hemos contado en este Blog.

PUBLICACIONES RECIENTES

Escribe un comentario